Una corrida que nunca olvidará

0
1228

No vamos a negar el impresionante impacto que tiene una eyaculación en la cara de una mujer. Como momento culmen es sin igual para los hombres, pero desconcertante para las mujeres. Esta señorita que está arrodillada mamando este cipote va a recibir una corrida que nunca olvidará. Jamás hubiera pensado que de una polla pudiera salir tanto semen a propulsión.

Una corrida que nunca olvidará

Era ingenua, no lo vamos a negar, pero tampoco es que fuera su primera corrida en la cara. Después de masturbar entre sus manos ese pene se dispone a poner la cara y cual es su sorpresa que en esta corrida que nunca olvidará no para de recibir leche caliente en su faz. Chorro tras chorro golpea su cara llenándola de esperma que poco a poco va cayendo hasta su barbilla para pasar a sus tetas y finalmente el suelo. No puede evitar sonreír estupefacta ya que va a ser una corrida que nunca olvidará.